GLOSSÁRIO TEOSÓFICO




  • Astrónomos (Griego)

    Título que se daba al iniciado en el séptimo grado de la recepción en los Misterios. En tiempos antiguos, Astronomía era un término sinónimo de Astrología; y la gran Iniciación astrológica ciación astrológica tuvo efecto en Tebas (Egipto), en donde los sacerdotes perfeccionaron, si no inventaron del todo, dicha ciencia. Después de pasar por los grados de Pastophoros, Neocoros, Melanophoros, Kistophoros y Balahala (el grado de Química de los Astros), se enseñaban al neófito los místicos signos del Zodíaco, en una danza circular que representaba el curso de los planetas (la danza de Krichna y los Gopîs (pastores), celebrada hasta hoy en Rajputana); después de lo cual se le entregaba una cruz, el Tau (o Tat), convirtiéndose así en un Astronomos o Medicinante. (Véase: Isis sin velo, II, 365). En estos estudios eran inseparables la Astronomía y la Química. "Hipócrates tenía una fe tan viva en la influencia de los astros sobre los seres animados y sus enfermedades, que recomendaba de una manera especial no confiar en los médicos ignorantes en Astronomía" (Arago). Desgraciadamente, el astrólogo moderno ha perdido la llave de la puerta final de la Astrología o Astronomía, y sin ella ¿cómo puede nunca ser él capaz de replicar a la atinada observación hecha por el autor de Nazzaroth, que escribe: "Dícese que las personas nacen bajo un signo, mientras que en realidad nacen bajo otro, porque el sol se ve ahora entre diferentes astros en el equinoccio?" No obstante, aun las pocas verdades que él sabe, atrajeron a su ciencia hombre distinguidos y creyentes científicos tales como sir Isaac Newton, los obispos Jeremy y Hall, el arzobispo Usher, Dryden, Flamstead, Ashmole, Juan Milton, Steele y multitud de eminentes Rosacruces.

  • BACKVOLTAR